.

.

sábado, 3 de octubre de 2009

THEMIS: UNA MIRADA A LA JUSTICIA GRIEGA




Uno de cada diez griegos acude, al menos una vez al año, a los juzgados, cuyas salas podríamos decir que son una especie de miniatura de la sociedad, un pequeño teatro en el cual se representan y se resuelven las diferencias y contenciosos de cada día. Por primera vez, una cámara entra en las salas de un Juzgado de Primera Instancia en Atenas y graba pleitos "comunes", pequeños y apasionantes dramas cotidianos: divorcios, injurias, robos, hurtos, estafas, accidentes, pequeñas diferencias entre vecinos... Historias a veces cómicas, a veces trágicas.

Markos Gastín, el realizador del documental, declaró que jamás había pisado la salas de un juzgado hasta que tuvo una pequeña disputa con un vecino y lo llevó a los tribunales. "Lo que no sabía -dice- era que los juzgados eran como el rodaje de una película: esperas, esperas... Y, al final, te dicen que tu caso ha sido pospuesto para otro día debido al horario. Vuelves al juzgado el día de la nueva citación y esperas, esperas... hasta que alguien te informa que es muy probable que esta vez tampoco haya tiempo y tu juicio vuelva a posponerse y vas haciéndote a la idea de que tendrás que volver por tercera vez. Fue entonces cuando decidí rodar el documental".

El documental "Themis", tras su estreno en el 49º Festival Cinematográfico de Tesalónica el pasado noviembre, participó en mayo en el 62º Festival de Cannes (dentro de la sección ACID) y en otros festivales internacionales como "Justice à l'écran" (Justicia en la pantalla) en Grenoble o en el FIPA de Biarritz. Tras su paso por las pantallas griegas, el documental será proyectado en las ciudades francesas de París y Marsella.

"Themis" es también candidato al premio al Mejor Documental Mediterráneo 2009 (patrocinado por la cadena estatal de televisión italiana RAI) así como a los premios "Prix Europa" del Consejo de Europa.

Aquí os dejo un vídeo con varias secuencias subtituladas en inglés de este original documental.


"Themis" (Documental)
Director: Markos Gastín


Dedicado a mi amiga Wendy, futura jueza de la República de Colombia


8 comentarios:

María dijo...

Según los fragmentos que se ven en el trailer, tiene pinta de ser un buen documental. A ver si consigo verlo algún día.

Καλό Σαββατοκύριακο! (o lo que queda de él)

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

Ευχαριστώ, Μαρία!

A mí también me gustaría verlo completo. Y más ahora que me estoy habituando a ver cine en general y cine griego en particular. Jeje...

Pienso que es un documental muy interesante, que aporta una visión de una parte de la sociedad griega no demasiado conocida hasta ahora.

Τα λέμε!

Wendy dijo...

Ay, Nikos, excelente descripción de lo que me tocará vivir a mi misma del otro lado del charco...muy a pesar del dolor que tengo tras la pérdida de mi móvil favorito mientras hacía las pasantías. De un momento a otro, mi teléfono desapareció, y me duele no por el precio material del mismo ( cuesta unos 400 €), sino por el valor sentimental implícito en él. Quiso ventura que antes de perderse, alcanzara a grabar una copia de seguridad de sus archivos y agenda telefónica, pero bueno, la tristeza embarga esa pérdida, mas que todo, porque ya ese modelo no se consigue y el modelo siguiente está en aproximadamente 500 €, que, ante la amenaza de un nuevo paro judicial, no me puedo dar el lujo de gastar. Me tocó conformarme con hacer la reposición del número del movil con un modelo mas modesto, de menos de 100 €.
Por eso, doy gracias a ti por acordarte de la desdichada de mi desde la perspectiva de la justicia helena, que no tiene mucha diferencia a lo que eventualmente veré cuando me nombren Jueza promiscua municipal, solo que allá tendré que decidir yo sola...
Un besote, turronzote
Wendy

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

Kalispera, Wendy:

Lo de "jueza promiscua" será broma, ¿no? Eso espero... Jejeje.

Oye, siento mucho lo de tu móvil. Si hicieras como yo, que siempre me compro el más baratito...

Anímate y mucha suerte en la oposición de hoy.

Besos

ηκούκλαδεθέλει dijo...

Hola Nikos
Parece que tiene que ser entretenido el documental, viendo los casos que se exponen, las reacciones de la gente...pena que no les entienda cuando hablan en griego...y es que además hablan tan rápido...

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

Hola, María:

No creas, que yo a la primera tampoco he entendido mucho. Por eso he puesto este vídeo subtitulado.

Yo creo que el documental debe estar muy bien. Me encantaría verlo completo. Intentaré encontrarlo.

Besos y feliz semana

Vicky dijo...

La verdad es que la situación deja mucho que desear y es que todo el proceso termina desgastando psicológicamente a las personas implicadas hasta tal punto que mucha gente ni siquiera se plantea iniciar un procedimiento jurídico por todas las complicaciones que ese conlleva. Como si no fuera suficiente la carga emocional que uno tiene a causa de un pleito, sino que el ambiente le tiene que añadir más y más problemas.

Otra cosa que es una verdadera lástima, es que en Grecia en todo caso de divorcio (estamos hablando prácticamente del 100% de los casos), se les favorece para que se queden con los hijos, sin que se efectúe un control previo de las condiciones del entorno y de la aptitud de cada uno de los padres. Hay muchas historias de padres que sufren a causa de leyes así y precisamente ayer me comentaba eso un amigo. La información que viene aquí es bastante ilustrativa de la situación: http://www.sos-sygapa.eu/dioikitika/arxwn.pdf

Yo, aunque no haya acudido hasta ahora a ningún tribunal, y me he visto afectada sólo indirectamente, digo que estoy asqueada de todo ese mundo de los juicios, de los abogados que no defienden los derechos de sus clientes y lo único que les importa es meter dinero a raudales en su cuenta bancaria.

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

Interesantísimo tu comentario, Vicky. Ciertamente, creo que la situación de la Justicia, tanto en Grecia como en España, es bastante parecida y ambas dejan bastante que desear.

Yo, por desgracia, fui citado a un jucio como testigo y mi experiencia no pudo ser peor. Tuve que perder un día de trabajo para desplazarme a otra ciudad. Me citaron a las ocho de la mañana y a las doce todavía nadie me había llamado ni me daba explicaciones del retraso. Finalmente, a la una de la tarde, el acusado (un ladrón) entró en la sala con su abogada y salió tres minutos más tarde, silbando y más contento que unas pascuas. Fue entonces cuando salió un secretario y me dijo"puede usted marcharse", sin más explicaciones. Así pues, el juicio no se celebró y yo perdí un día de trabajo, más los gastos de desplazamiento y comida que tuve que pagar de mi propio bolsillo.

Es realmente indgina la deshumanización que, salvo excepciones, existe en la Justicia.

Muchas gracias por el interesante documento pdf.

Τα λέμε!